Al desnudo – Malin Lobb

martes 14 junio, 2022

From issue: Cross Country en Español 69 – Julio 2022

Soy piloto de la Copa del Mundo e instructor de SIV con base en Annecy, donde he pasado los últimos cinco años. También hago vuelos comerciales en biplaza en el verano.

Mi nombre viene de Malin Head, el punto más al norte de Irlanda. Mi padre fue instructor de navegación y lo escuchó por la radio, en el pronóstico de navegación de la BBC. Decía, “Dogger, Bahía de Biscay, Malin Head…”

Siempre soñé con volar. Di un paseo en un avión de dos plazas cuando cumplí 18 años. Creía que para volar debías tener un avión. Luego fui al Festival de Glastonbury y un paramotor hizo un vuelo bajo. (Luego lo arrestaron). En YouTube vi gente volando sobre las nubes y pensé, “Eso lo puedo hacer”. 

Aprendí en 2011 con Graham Phipps en Cloud 9, en Cornwall. Enseña con torno y una vez que tienes tu licencia haces la conversión a colina o a motor. Por suerte me dijo, “será mejor que pases a colina”.

Al principio el parapente me pareció aburrido – pasaban el día subiendo y bajando de una colina y yo quería subir tanto como fuera posible. Por lo general, los paramotoristas prefieren estar bajo, pero en mi primer vuelo en paramotor despegué y en un par de minutos estaba a medio camino de la costa, a 1.350 metros, acelerando, amando la vida. 

Mi primera ala fue la Ozone Rush original. No fue la mejor ala de Ozone ni mucho menos. Hice un curso SIV porque quería volar parapentes de más rendimiento. El parapente no era lo que pensaba. Lo que hacen los pilotos experimentados en alas más rápidas es casi un arte. Es una sensación, pero nunca me sentí cómodo con las alas más básicas, con sus frenos largos y esponjosos. 

Me pasé a una EN-C, una Niviuk Artik 3 a las 40 horas. Ya había entrenado bastante por mi cuenta en Turquía. Mi razonamiento era que el exceso de seguridad no existía, pero el exceso de peligro sí.

Hice mi primer campeonato británico en la Niviuk Peak 3, dos bandas. No había competido con una de tres bandas – me metí de cabeza. Llegué en el grupo del medio. No dejé una estela de fuego, pero mi velocidad se duplicó en un día, mientras veía las Enzo 1 pasar zumbando. Aceleraba al 50% y pensé, “Mejor acelero al 100%”, así que al día siguiente lo hice – y aún pasaban zumbando.

Me han elegido tres veces para el equipo británico. La última vez volé en Grand Bornand, donde será el Campeonato  Británico este año, y llegué de cuarto. El último día llegué de tercero en la general y crucé la meta de primero, pero no gané por los puntos por liderazgo y caí al cuarto. Fue muy decepcionante, pero así son las competencias.

Creo que no soy suficientemente competitivo y por eso en las compes me gusta volar con amigos. Me encanta volar acelerado a fondo. En las competencias, volar rápido, comparar tu rendimiento con el de otros pilotos y saber que pudiste haberlo hecho mejor es adictivo. No es que quiera ser el mejor, pero si puedo mejorar y alguien sabe algo que no sé, me da curiosidad.

Para mí un gran momento fue cuando entrenaba solo en Turquía. Russell Ogden estaba dando un curso un SIV allá. Pensó, “Será mejor que nos hagamos cargo de él”. Hice un par de cursos SIV con Russ y luego formé la Academia Británica de Carreras de Parapente con Russ y Guy Anderson.

Actualmente, entre 80% y 90% de mis vuelos los hago en la Enzo 3. Es la mejor ala que he volado – tiene esa combinación de potencia, rendimiento y facilidad de uso. Es maravillosa. Estoy ansioso por ver la Enzo 4. Ya es hora. También tengo una biplaza, la Gin Fuse 3. Cuando tengo un buen cliente que no le tiene miedo a volar, es una experiencia maravillosa. También tengo una ala de acro AirG Emilie de 18m. También tengo una Run&Fly de revestimiento simple y una Zeolite original para vuelo vivac. 

Ahora estoy disfrutando un poco del acro. Cuando doy muchos cursos, me queda muy poco tiempo para volar. Para sentir la emoción de un vuelo acro de cinco minutos tienes que hacer siete horas de XC. Es como un tirón rápido de adrenalina. También es bueno para pegarme un susto y recordarme lo que sienten mis estudiantes.

Estoy orgulloso del trabajo que hacemos en Flyeo. Ya tenemos fama mundial por el SIV y seguimos evolucionando, introduciendo más psicología deportiva y software nuevo para mejorar el curso. 

Malin Lobb dio una Clase Magistral de XC en mayo – encuéntrala en internet en xcmag.com/masterclasses. Para información sobre sus cursos de SIV, flyeo.com. Entrevista por Tarquin Cooper 

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.