Paramotor – ¿Listo para tu primera compe?

lunes 17 enero, 2022

From issue: Cross Country en Español 65 – Febrero-marzo 2022

Lo primero que necesitas saber es que existe más de un tipo de competencia – hay varios formatos. Se lo digo a la gente porque pareciera que muchos pilotos solo conocen las competencias de slalom en las que los pilotos vuelan con velas pequeñas y motores enormes a velocidades alocadas a baja altura entre pilones. Estas competencias son espectaculares pero arriesgadas porque los pilotos pelean por milisegundos y llevan los equipos al límite y más allá.

Pero el vuelo de competencia es mucho más que eso y te voy a mostrar por qué es adecuado para el piloto recreativo promedio.

Navegación

El formato principal es la competencia clásica que se basa en mangas para poner a prueba tus habilidades de navegación, economía de combustible y precisión. 

Debido a que en estas competencias solo se vuela con un grabador de datos, sin GPS ni dispositivos de comunicación, la navegación se hace solo con un mapa impreso. ¿Te parece anticuado? Puede ser, pero una vez que hayas volado con un mapa te darás cuenta el reto que es porque tienes que alternar todo el tiempo entre el mapa y los puntos de referencia en tierra. Te das cuenta lo satisfactorio que es después que regresas de una manga de 30-40km y ves que hiciste todo sin los sistemas convencionales de navegación.

Para empezar, no te asustes. Pregúntale a otro piloto con experiencia en navegación con mapa que te dé consejos y trucos. También puede enseñarte a hacer un portamapa, que se conecta al arnés con una liga entre las piernas. De esta forma, podrás correr para despegar y aterrizar, y en el aire el portamapa reposa sobre el regazo para que puedas verlo. Es más fácil aún para los pilotos de triciclo. Empezar con mangas cortas en una zona que ya conozcas permite experimentar con este estilo de vuelo de forma accesible.

Ahorro de combustible

Después están las mangas de ahorro de combustible en las que se vuela con combustible limitado. El director tiene varias opciones de mangas. Por ejemplo, si una tarde hay buenas condiciones térmicas, pueden abrir una ventana y pedirle a los pilotos que vuelen el mayor tiempo posible con, digamos, 2kg de combustible. Sí, el combustible se mide en kilos porque el volumen cambia según la temperatura, pero el peso sigue siendo el mismo (así que no hace falta traer un refrigerador como hacían antes algunos pilotos).

En caso de no haber buenas condiciones térmicas, podrían hacerse mangas en las que los pilotos marquen la mayor cantidad de balizas posibles o volar lo más lejos y regresar con combustible limitado. Para ser bueno en esto, recomiendo anotar cuánto combustible gastas durante un vuelo normal para que puedas calcular el consumo promedio y qué tan lejos puede llegar. Siempre recomiendo no ir al límite porque si aterrizas fuera del aterrizaje oficial en competencia, la penalización es enorme. Así que es mejor volar menos distancia pero poder regresar y tener más puntos.

Precisión

Mucho ha cambiado en los últimos años en cuanto a la seguridad en estas mangas. Por ejemplo, antes en esta categoría también había pruebas en las que había que volar cerca del suelo, haciendo una pasada a alta velocidad y otra a baja velocidad. Pero para mayor seguridad, estas pruebas se eliminaron de la mayoría de las competencias.

Actualmente, las principales pruebas de precisión son aterrizajes y bolos. Para ambas mangas, los pilotos toman altura y dan vueltas en una zona de espera predeterminada. Cuando es su turno, sobrevuelan el aterrizaje, apagan el motor y le indican al juez abriendo y cerrando las piernas. Ahí empieza la cuenta regresiva. 

El piloto debe estar en el aire al menos 45 segundos, apagar el motor y después aterrizar. En las mangas de aterrizaje de precisión, se coloca en el suelo una diana de 25cm con círculos concéntricos. El piloto debe tocar el blanco con los pies para tener la puntuación completa.

En otras mangas, se hacen aterrizajes con bolos. Parecieran avanzadas, pero son divertidísimas. Se colocan diez bolos de espuma de 50cm a 1m separados por un metro. Después de apagar el motor, el piloto aproxima e intenta tocar la mayor cantidad de bolos posibles antes de aterrizar. 

En todas estas mangas de precisión, aparte los pies, solo una de las rodillas y una mano pueden tocar el suelo al final. Esto implica que si los pilotos arriesgan demasiado y se caen durante el aterrizaje, tienen cero puntos. 

Todas estas mangas pueden practicarse fácilmente después de cada vuelo cuando regreses al aterrizaje. También te ayudarán a mejorar el aterrizaje y la seguridad en general. Debido a que entrenas a aterrizar sin motor y le apuntas a un objetivo, te sentirás menos tenso la próxima vez que te encuentres en un aterrizaje de emergencia en la vida real.

En la mayoría de las competencias, hay clases especiales o un sistema de tutela para darle apoyo a los novatos durante la compe, así que no tengas miedo de dar ese primer paso. Al final, el vuelo de competencia no solo te ayuda a mejorar en general, sino que te permitirá conocer a pilotos de todo el mundo. ¡Te lo recomiendo! 

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.