Paramotor – Volar con frío

viernes 19 noviembre, 2021

From issue: Cross Country en Español 64 – Diciembre 2021 / enero 2022

Lo admito, soy gallina cuando se trata de frío. De hecho, cuando vivía en la zona glacial (Chicago, EEUU), mi remedio contra el frío era un boleto aéreo al sur. Nuestra casa rodante de paramotor, llamada Enterprise, tenía como misión nunca adaptarse al invierno.

Pero una vez, antes de escaparme para siempre a Florida, la necesidad de volar sobrepasó mi aversión contra el invierno. En esa época, aprendí algunos principios sencillos para tolerar e incluso disfrutar los vuelos con frío. 

Lo bueno

Existen algunas cosas positivas.

Es poco probable que alguien se queje por el ruido. Todos están adentro. Sí, algún observador esporádico pasará por ahí, pero seguramente se quede dentro de su vehículo calentito. Hasta ahora, nadie me ha molestado por despegar en invierno.

El rendimiento es mejor. El frío hace que el aire sea más denso y es del agrado tanto del ala como del motor – la tasa de ascenso es genial.

El ángulo llano de la luz solar reduce la radiación atmosférica, lo que permite volar todo el día con menos turbulencia. Prácticamente no hay térmicas, por lo que es perfecto para volar con motor siempre y cuando el viento aguante. El suelo nevado – si puedes despegar – suaviza las cosas.

 

El hielo es divertido

Los charcos congelados y estanques llanos pueden ser divertidísimos. No hay nada mejor que rozar los pies por hielo liso. Es mágico. Por supuesto, no lo hagas por hielo que pueda romperse y no esperes despegar de ahí. El hielo puede y ha sido fatal y el hielo en movimiento es traicionero. No hagas rasantes sin la potencia suficiente para volver a remontar. No me preguntes cómo lo sé.

La visibilidad en invierno puede ser impresionante y vale la pena ver una nevada fresca desde arriba. Dejar marcas en la nieve con los pies o la estela del motor es otra cosa.

 

Lo malo

Qué tan malo sea volar con frío depende de tu tolerancia y preparación. Para mí, todo fue preparación. Sin embargo, parte de esa preparación hizo que fuera difícil despegar, sobretodo con guantes. Los mitones son más abrigados pero es más difícil despegar con ellos. No nos damos cuenta cuánta sensibilidad necesitamos para despegar. Considera despegar con guantes delgados y después ponte los más abrigados.

Otros tirones y presiones los disimulan la ropa gruesa, lo que dificulta todavía más el despegue. Hay que practicar para aprender a sentirlo. Terminarás mejorando.

Una vez en vuelo, la molestia menos preferida era dejar de sentir los miembros que no estaban lo suficientemente abrigados. Llevar las manos más abajo (puntos de anclaje más bajos) ayuda. ¿Y si entra aire dentro del mono espacial de vuelo? Enchúfalo o aterriza. Es horrible.

 

Lo feo

En líneas generales, el riesgo es mínimo. Una posibilidad es el congelamiento de extremidades o parte del rostro expuestos. Me sorprende lo seguido que lo escucho. Infórmate de los síntomas si vas al extremo.

Es más probable caerse en nieve o superficies llenas de hielo. Lo más importante es evitarlas durante el inflado. Subestimamos el poder de esos primeros pasos. No es problema en triciclo.

Una vez, estábamos despegando desde un estacionamiento con partes congeladas y era casi imposible no caerse. Probablemente podrías acelerar y tratarlo como un carrito, pero tendrás que ser ágil. Parece fácil hasta que pierdes el equilibro. Querrás despegar desde una parte sólida y seca.

Como dije antes, una vez ignoré este consejo y un rasante de pies se convirtió en rasante de jaula en un estanque congelado. Termine aterrizando. Después de levantarme y volver a preparar todo, intenté despegar. El primer paso caí de rodillas. Después de varios intentos, arrastré todo hasta una orilla sin nieve donde podría correr hacia el hielo. Fue suficiente. Casi terminé hirviendo despegando con mi traje espacial.

Correr por nieve es difícil, pero es más fácil en nieve ligera que en pesada. Cuando la nieve es ligera, generalmente significa que hace mucho frío. 

 

Preparación

Una prioridad es evitar exponer partes del cuerpo al viento. Usa una capa externa que bloquee el viento y capas que puedas quitarte con facilidad.

Para mí es imprescindible un casco integral con visor. Un visor empañado puede ser fastidioso, pero el casco integral de moto que usé tenía buena ventilación. Asegúrate de sellar el cuello y, como siempre, no lleves nada que cuelgue. Olvídate de las bufandas.

Los monos de vuelo y la ropa calefactable funcionan muy bien, generalmente con otra capa externa de pantalones de esquí y chaqueta de invierno. Pero es fácil que te dé calor, sobretodo después de abortar.

 

Por último

Los vuelos serán más cortos, pero pueden ser igual de buenos, incluso mágicos. Sé un poco más precavido porque verás y sentirás menos lo que sucede. El invierno hace las cosas más difíciles y peligrosas, así que disfruta con responsabilidad. O cambia de latitud. 

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.