Seiko era mi rival más fuerte

miércoles 19 enero, 2022

From issue: Cross Country en Español 65 – Febrero-marzo 2022

La campeona mundial Yael Margelisch habla de cazar récords, de la X-Alps y de haber ganado el mundial. Por Bastienne Wentzel

 

Yael, felicitaciones por tu título de Campeona Mundial Femenina de Parapente.

¡Gracias! Es difícil explicar cómo me siento. Estoy muy feliz y es un gran logro. No cambia mi vida, pero es especial y siento que es una gran recompensa por todo lo que he invertido en el parapente durante tantos años.

 

¿Qué expectativas tenías antes de ir al mundial en Argentina?

Quería ir a ganar, por supuesto. Pero si vas y dices que vas a ganar, no es la forma correcta de pensar. Sabía que sería difícil, la zona de vuelo no era fácil. Fue laborioso, hace falta paciencia y cada día es un nuevo día. Intenté no concentrarme en los resultados sino hacer lo que sé hacer bien.

Lo que hizo la diferencia este año en cuanto a mi fortaleza mental y confianza fue la Red Bull X-Alps, definitivamente, porque vi que era capaz de hacerlo. Me siento bien en vuelo, tengo confianza y eso es muy bueno.

 

Se mudó el mundial de Francia en mayo a Argentina en noviembre. ¿Cómo fue?

Me hubiera gustado ir a Francia, pero fue mejor así que antes porque habría sido justo antes de la Red Bull X-Alps. La organización en Argentina estuvo buena, nos quedamos en una casa y éramos independientes como equipo. Hubo mucha discusión acerca de las mangas al principio. Procuré mantener una buena actitud y no abrumarme de información. Solo quería hacer lo que sé hacer y volar bien.

 

¿Qué tal te parecieron las mangas?

Las mangas fueron cortas, pero las condiciones estuvieron difíciles. Una manga fue de apenas 55km/h, pero la terminamos a un promedio de 16km/h. Había que estar concentrado todo el tiempo. Ya he estado en Argentina y sabía que las térmicas serían flojas. Estuvo muy nublado y a veces se apagaba todo. Fue difícil lidiar con ello. Había que anticiparse y me costó analizarlo.

 

¿Cómo estuvo la compe para ti?

Me sentí bien todo el tiempo. Al final sabía que estaba al frente y es ahí como aumenta la presión. Me sentí tensa, pero intentaba no mostrarlo y no pensar en ello. Lo manejé bastante bien. La última manga no fue la más fácil. Las condiciones estaban un poco mejores pero al final se aflojaron.

No fue fácil saber cuándo ir al gol. Sabía que  Seiko [Fukuoka, FR] era mi rival más fuerte. Sabemos que puede volar muy bien y que siempre está luchando para ganar. Sube muy bien en térmica, que es algo en lo que yo podría mejorar. Es difícil no molestarse cuando me rebasa en térmica. La parte más divertida fue cuando estaba haciendo el planeo a gol en la última manga y sabía que Seiko estaba un minuto delante de mí y que podía alcanzarla. Fue un alivio saber que había ganado.

 

El equipo suizo terminó de segundo, ¿cómo estuvo el vuelo en equipo durante la competencia?

Nuestro equipo principalmente comparte información de dónde suben bien los pilotos y dónde están todos. No hablamos mucho por radio. Una vez, me separé del grupo y me costó mucho, así que aprendí que no es bueno aislarse del grupo.

Tuviste un año copado con la Red Bull X-Alps a finales de junio y la Superfinal de la Copa del Mundo en Disentis en agosto, después fuiste a cazar récords en Brasil en octubre y volaste 530km, casi rompes tu propio récord mundial de 2019. ¿Cómo afectó esto tu preparación?

Cazar récords fue buena preparación para el mundial. Volé bien con Michael Sigel y Dominic Rohner. Pude seguirles el ritmo y a veces ir adelante. Me divertí y fue una buena preparación mental. Cazar récords y volar en competencia es parecido. Hay que ser eficiente y rápido.

La preparación para la Superfinal de la Copa del Mundo no fue muy buena. Había descansado dos semanas después de la Red Bull X-Alps y después empecé a hacer biplazas. Solo había volado 20 horas en mi ala de compe en abril. Cambié a modo competencia el tercer día de la Superfinal. En mi mente, todavía pensaba en aterrizar en tal lugar y después caminar a tal lugar…

 

X-Alps, récord mundial, campeona mundial, ¿qué logro te enorgullece más?

¡Es una pregunta difícil! El título mundial es el resultado de ser buena en todo lo demás. Pero también, la X-Alps es un logro enorme y hay emociones muy fuertes. También, cuando pienso en mis récords, todavía pienso: “¡Soy la que ha volado más lejos!”

 

¿Y ahora qué?

Estoy entrenando en esquí de travesía y quiero hacer algunas carreras de resistencia para tener un objetivo. En verano, me gustaría trabajar de nuevo como piloto biplaza. Me gusta compartir la experiencia y creo que es un buen trabajo porque me mantiene con los pies en la tierra. En cuanto a las competencias, me gustaría ir a Colombia para la Copa del Mundo, porque es la que me falta en la lista.

 

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.