Paramotor – Potencia extrema

lunes 15 marzo, 2021

From issue: Cross Country en Español 56 – Abril 2021

¿Puede entrar en pérdida el ala por mucha potencia? Sí, pero… Hay que tener cuidado, principalmente porque un exceso de potencia seguro hará que pierdas el control por otra razón. Aunque puedas mantener el control de una potencia ilimitada, llamarlo “pérdida” no sería apropiado. Pero hay demonios horribles que acechan desde los rincones más potentes. Veamos primero una situación extrema.

No lo intentes

Tu paramotor nuevo, el EmpujePro Plus, con motor Písale-300, bota 100 kilopondios y pesa apenas 30kg. Con combustible y equipo, tu PTV es de 100kg y ya verás por qué podemos ignorar el peso del ala. Después de despegar, le das potencia suavemente hasta que estás apuntando hacia arriba y vas quitando potencia hasta quedar apoyado sobre la espalda solo con potencia. La potencia es igual al PTV. ¿Qué hace el ala? Entra en el rotor de la hélice mientras empiezas a girar sin control por el torque de la misma. A pesar de que esta situación no pueda llamarse pérdida, no es algo que queramos ver.

En algún momento, antes de llegar a la horizontal, todas las líneas se van quedando sin carga y el ala cae hacia atrás por su propio peso. Mucho antes de ese punto, pasarán otras cosas, al menos la parte de las vueltas.

En cuanto a la pérdida, ¿recuerdas qué factores hacen que sea más probable entrar en parachutaje? Uno importante es volar muy ligero. A medida que se sube más rápido, el empuje le quita más carga a las líneas a medida que disminuye la carga alar. La susceptibilidad a la pérdida aumenta. El ángulo de ataque aumenta un poco porque el peso del ala empuja hacia atrás (hacia abajo). Pero esto sucede justo antes de que empiece el infierno motorizado.

Lo más importante

Ese ejercicio mental tiene poca relevancia porque hay demonios peores en la potencia excesiva, principalmente las vueltas en las bandas. Ya hemos hablado de ello anteriormente. El torque de la hélice hace que el cuerpo quiera girar en el sentido contrario a la dirección de la misma, pero no es la única fuerza. Si el motor empuja más hacia un lado (hacia el mosquetón de ese lado) que el otro, querrá darse una vuelta, así que compensa con potencia. Puede ser peor que el torque de la hélice, que transmite un poco de peso con el cuerpo que es fácil de controlar.

La tensión en las líneas es responsable de muchos aspectos del control. Imagínate la línea central de potencia del motor que empuja contra el mosquetón derecho. Girarías hacia la izquierda. El ala se opondrá a esa acción, esperemos que lo suficiente como para darse una vuelta completa. Pero dependerá de la carga en las líneas: a menor carga, menor resistencia para darse vueltas.

Los pilotos ligeros, sobretodo con máquinas potentes, lo habrán notado y están acostumbrados a reducir potencia cuando sucede algo raro con un motor mal equilibrado.

Mi experiencia

Ha estado a punto de sucederme.

Peso 65kg y he volado motores con empuje casi igual a mi PTV, pero no podía usar toda la potencia por el riesgo de las vueltas. Solo dos las manejé bien y tuve que quitar potencia por al ángulo de ascenso tan pronunciado. Me acobardaba y quitaba potencia porque no quería convertirme en muñeco de prueba de choques.

Da miedo el ángulo, sabiendo que te esperan los demonios de la aerodinámica. También he tenido dos incidentes de parachutaje, ambos con alas grandes y en ambos, empeoró por la potencia y los giros en las bandas. Durante mis primeros dos años de vuelo, volaba lo que fuera sin entender totalmente lo que sucedía o sin dominar las reacciones para manejarlo. En ambos casos, con reducir potencia habría evitado estrellarme. También hubo otros factores: turbulencia en uno y frenos cortos en el otro. Pero reducir potencia habría evitado ambos.

Hay muchos videos en YouTube en los que se ve a pilotos volando con potencia y después el ala se ralentiza mientras que el piloto empieza a caer casi verticalmente en parachutaje. Usualmente sucede con un poco de freno, pero no tanto como para ser excesivo. Tampoco van subiendo, necesariamente, por lo que la razón no es demasiada potencia. Si el piloto hubiera reducido potencia, subido las manos unos segundos y le hubiera dado potencia, seguramente habría vuelto a volar. Si alguna vez te ves en esa situación, recuerda el mantra, “Reduce potencia, frena menos y después conduce”. Sé delicado, sé rápido.

Un nivel superior es en el que el piloto despega, se gira a la izquierda (o a la derecha con cárter reductor), el ala va hacia la derecha, el piloto frena con la izquierda y entra en negativo. La razón es un paramotor mal diseñado o mal ajustado, no demasiada potencia).

Por último

A pesar de que demasiada potencia puede provocar pérdidas, es más probable estrellarse por otra razón. Como siempre, trata los motores potentes con respeto, por muchas razones, especialmente en tierra.

Si mucha potencia empieza a generar una sensación incómoda durante el ascenso, reduce la potencia lentamente para que sea poca. Evitará que añadas ‘muñeco de pruebas de choque’ a tu currículum.

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.